Consecuencias de tener una madre narcisista

¿Cómo saber si tienes una madre narcisista?

¿Alguna vez te has preguntado cómo es una madre narcisista y cómo superar los traumas que te dejó?

Lxs hijxs de estas madres tienden a sentirse personas malas, vacías, con baja autoestima, con un sentimiento de que no son suficientes en cada cosa que hagan. Tenemos una creencia social muy arraigada de que la madre es buena, sagrada y santa. Nos dicen frases como “madre sólo hay una”, entre otras. Pero la realidad es que, NO TODAS LAS MADRES SON BUENAS.

Nuestra madre es nuestro primer amor. Es nuestra introducción a la vida, nuestro sustento físico y emocional. Necesitamos de su contacto, su sonrisa y su protección. Nos enseña quiénes somos y el valor que tenemos.

Pero… ¿Qué pasa cuando nuestra madre es “diferente”?

Una madre narcisista envía mensajes contrarios. Te hace sentir que eres invisible y que en su corazón, no hay espacio para ti. Te ignora, te subestima, te compara, te juzga, te hace sentir que no importas y que tienes que olvidarte tus propios sueños y deseos.

Las madres narcisistas se preocupan más por quién necesita que seas en lugar de validar y aceptar quien realmente eres. Creces con dificultad para tener una identidad propia, porque siempre buscaste complacer a tu madre. Tienes un sentimiento de vacío crónico porque aún si tienes grandes logros, sientes que nunca es suficiente.

¿Qué hacen las madres narcisistas con sus hijxs?

Las madres narcisistas ignoran o no se preocupan de sus hijas; no te prestan atención, no te dan apoyo emocional, ni empatía. Constantemente descartan, invalidan o niegan tus emociones.

  • Critican tu cuerpo cada que pueden. Nunca pierden una oportunidad de hacerte saber que subiste de peso.
  • Si bajaste de calificaciones en la escuela, te hacen sentir inútil porque “es tu única responsabilidad”.
  • Si te compras ropa que no le gustó, empieza a decirte “ese color no queda con tu piel”, “te hace ver más gorda”, etc.

Conforme van pasando los años, la ‘envidia’ de tu madre hacia ti, se irá notando más, y cuando te hartes, te harán sentir que “estás abandonando a tu mamá”, inventarán achaques y enfermedades, te dirán que “sin ellas no serías nada”. Y aunque logres salir de ahí, crecerás con problemas y traumas por trabajar.

En la vida adulta, tendrás más tendencia a tener una pareja narcisista, porque estás acostumbrada a eso. Tendrás tendencia a tener relaciones codependientes, baja autoestima, flashbacks de comentarios hirientes, problemas para que definas tu identidad, etc.

¡Tenemos que dejar de romantizar a las madres!

Hay madres que lastiman, hacen daño y causan traumas

Cuando repetimos que todas las madres son buenas, sagradas y santas, hacemos sentir a las hijas de madres narcisistas que probablemente el problema SI son ellas. Las hacemos sentir ‘raras’ e incluso mal cuando escuchan que todxs tienen buenas madres, totalmente contrario a lo que ellas tienen.