Los hermanos mayores no están para dar el ejemplo

Los hermanos mayores NO están para dar el ejemplo; los padres si.

La falta de tiempo de los padres u otras circunstancias hace que se cargue a lxs hijxs mayores con responsabilidades que les lleva a adoptar un comportamiento no acorde con su edad y que puede afectar a su sano desarrollo.

Y sin que se den cuenta, los padres comienzan a exigirle más y a esperar más del hermanx mayor, porque a diferencia de su hermanx o hermanxs menores, ya no es un bebé. Hasta que un buen día se les ocurre pronunciar esa famosa frasecita, que muy seguramente cualquier hermano mayores ha escuchado alguna vez en su vida: “Eres el mayor, tienes que dar ejemplo”. 

Una frase que tiene más peso del que imaginamos.

Aunque pueda sonar dramático o exagerado, decir esta frase a los hijos mayores es prácticamente darles una carga que no se merecen y una responsabilidad que no les corresponde. Detrás de esas palabras, van una serie de etiquetas y estereotipos.

Al señalar y remarcar que es el hermanx mayor, no sólo estamos exigiéndole tomar un papel que no eligió, sino que además ponemos sobre él otras expectativas que son realmente injustas: esperamos que sea responsable y dejamos poco espacio para que cometa errores, olvidándonos que él también es un niño y que también está aprendiendo.

El ejemplo sólo lo tienen que dar los padres

Dar el ejemplo no corresponde a lxs hijxs, corresponde únicamente a los padres.

Se te exigió portarte como tus padres necesitaban. Se te repitió toda tu infancia que “debías dar el ejemplo” a tu hermanx porque “tú eres la mayor”. Te cargaron una responsabilidad que tú no elegiste y dejaron poco espacio para tu desarrollo. Se olvidaron de que también eras una niña que debía estar aprendiendo de sus PROPIOS ERRORES.

Te enseñaron que tu libertad no existe. Minimizaron tus emociones y eso te llevó a ocultar tus propios problemas, porque aprendiste que tu opinión y lo que sea que estuvieras pasando, no era tan importante.

La hermana mayor también es una niña

Un niño o un adolescente no tiene la estructura emocional necesaria para poder hacerse cargo de otro niño en formación.

¿Qué consecuencias tiene en ti que te hayan dicho esta frase?

  • No te permites cometer errores porque cuando lo haces te sientes un fracaso. 
  • Siempre priorizas a otrxs antes que a ti, porque te enseñaron que son más importantes las necesidades de lxs demás.
  • Te cuesta hablar de lo que sientes o piensas, porque se te enseñó que lo que estabas pasando no era tan importante.
  • No puedes ver tus logros porque creciste con la idea de que no son logros, sino tu responsabilidad.
  • Sueles compararte con lxs demás con cualquier aspecto de su vida.

Lxs hermanxs mayores NO están para dar el ejemplo.

Lxs hermanxs mayores tienen el mismo derecho de cometer errores, equivocarse y aprender. No tienen que “ser el ejemplo”. 

Nuevos padres, por favor, dejen de privar a la hermana mayor de vivir su infancia/adolescencia con exigencias repletas de carga emocional.