¡Toma terapia psicológica online hoy mismo!  👉

Ecología

¡Deja de consumir carne! Está acabando con el agua de tu país.

La huella ecológica de producción y consumo de carne y otros derivados animales (huevo, leche, etc.) es una de las grandes responsables de la crisis climática que vivimos, más específicamente de la escasez de agua que estamos teniendo.

La CONAGUA (de México) informó el mes pasado que nuestro país se encuentra “anormalmente seco”, ya que el 48.5 por ciento de los estados están experimentando sequías extremas.

Todo mundo ha estado compartiendo en sus redes sociales medidas para intentar mitigar esta problemática. Tanto el gobierno como la ciudadanía han hablado sobre reducir el tiempo de las duchas, evitar descargas innecesarias del inodoro, lavar los coches con cubetas, lavar los platos sin dejar correr el agua, regar las plantas en la mañana o en la noche, entre otras tantas recomendaciones, que si bien tienen sentido y pueden ayudar, parece irreal y resulta increíble que siga sin mencionarse el impacto que tienen los alimentos que consumimos. Poco o casi nada se habla de las empresas que utilizan gran parte de esta agua para fines comerciales. Pero no te preocupes, aquí estamos para informarte:

¿Cuánta agua cuesta producir la carne que comemos?

  • Para generar 1 kilogramo de carne de vaca se utilizan poco más de 15 mil litros de agua. 
  • Se utilizan 6,000 litros de agua para producir 1 kilogramo de carne de cerdo.
  • Se utilizan más de 8,700 litros de agua para producir 1 kilogramo de carne de cordero. 
  • Se utilizan más de 4,300 litros de agua para producir 1 kilogramo de carne de pollo. 
  • Se requiere de 1,000 litros de agua para producir 1 litro de leche.

¡Toma terapia psicológica hoy mismo!

No dejes que lo que estás pasando continúe controlándote. Devuélvele a tu vida la estabilidad que mereces tener.

Quiero más información

¿Necesitas más razones para dejar de consumir carne?

No te preocupes, aquí te las dejamos 👇🏻

¡No todo está perdido!

Cualquier pequeña reducción en el consumo de carne puede tener un enorme efecto para el planeta. En 2020, consumimos un 5% menos de carne que en el 2019 y eso supuso un ahorro de casi 2 millones de toneladas de CO2. Para que te des una idea, esos 2 millones de CO2 que ahorramos, equivale a lo mismo que produce una central térmica de carbón.

Una alimentación basada en plantas utiliza una mucho menor cantidad de agua y los cambios en la dieta pueden reducir el consumo de agua en un 50% según la Public Library of Science (2016). Por más difícil que suene aceptarlo y por más reacios que estemos a cambiar, cada vez hay más información con sustento científico que muestra el impacto negativo de la ganadería en el planeta. Si queremos seguir alimentando a una población que va en crecimiento, debemos enfocarnos en crecer alimentos enteros que requieran menos agua. 

Debemos comenzar a eliminar o cuando menos reducir nuestro consumo de productos de origen animal. En verdad, ¡haría una gran diferencia!

Casi Creativos

Y para que te animes…

Consumir mayoritariamente vegetales, no es malo como la industria cárnica te ha hecho creer. Aquí te dejamos una infografia con algunas de las cientos de razones para comenzar a ser vegetarianx.

¡Suscríbete al newsletter!

Recibe el mejor contenido sobre feminismo o salud mental, no te enviamos spam ❤️

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Worth reading...
¿Cómo se ve el maltrato psicológico en las parejas?