“La Virgen de Guadalupe” no existe; es un invento de los Españoles para evangelizar

Cada año los creyentes católicos dejan toneladas de basura durante la peregrinación hacia la Basílica de Guadalupe, como parte de una tradición para agradecer todos los milagros a la Virgen Morena, inspirados por su fe lo hacen como una forma de liberación y respeto hacia esta figura.

Lo cierto es que muchas personas ignoran el hecho de que sus antepasados fueron adoctrinados por conquistadores españoles, cuyo único interés era deshacerse de los salvajes nativos y sus costumbres, tradiciones, dioses y rituales para establecer sus propios ideales en estas tierras mexicas.

La Virgen de Guadalupe no existe. La verdadera historia de la virgen.
ç, fue un invento Español para eliminar las creencias de los indígenas.

Uno de los principales métodos fue el de destruir por completo las antiguas creencias mezclándolas con elementos cristianos. Una de las figura más peculiares fue una llama Tonantzin, quien era considerada la Diosa Madre del pueblo mexica; era venerada en el Tepeyac cada 12 de diciembre durante el solsticio, fecha de nacimiento de Huitzilopochtli. En esta misma fecha  pero en 1531 la Virgen Morena hizo su aparición a Juan Diego en el mismo cerro localizado al norte de la Ciudad de México, plasmando su imagen en su túnica (o al menos eso fue la historia que los Españoles hicieron creer), pero, la Virgen de Guadalupe no existe

Son varias las coincidencias entre Tonantzin Coatlicue y la Virgen de Guadalupe:

  • Ambas son consideradas las madres protectoras de todos sus hijos que son los fieles en sus respectivas tradiciones.
  • La Virgen de Guadalupe y Tonantzin comparten el mismo lugar de culto: el cerro del Tepeyac. Sin embargo, fue destruido como varios templos mexicas por los conquistadores españoles, en su lugar se erigió una pequeña capilla para la transición al culto católico.
  • Las dos deidades concibieron a su hijo pródigo sin contacto sexual, en vez de eso un ente espiritual descendió para colocar en su vientre la semilla de la que nacería Huitzilopochtli y Jesus, este ultimo fue una paloma, representación del espíritu santo y la deidad de la guerra mexica fue por una bola de plumas que descendió al vientre de Coatlicue.
  • Según el cronista español Bernardino de Sahagún, el culto a Tonantzin continuó siendo ferviente entre los creyentes pero a través de la Virgen Morena.
  • Ambas son visitadas por pobladores de todo el país, en el tiempo de Coatlicue eran provenientes de Anáhuac como se le llamaba a la federación de tribus.
  • De acuerdo a relatos de misioneros españoles, los mexicas y otros pueblos nahuas tenían la creencia que en la cima del Tepeyac se aparecía la madre de los dioses.

Desde la perspectiva de los mexicas, la virgen se asoció originalmente con la muerte y destrucción causadas por los españoles, y más específicamente con la destrucción de templos mexicas y estatuas de dioses, figuras que a menudo fueron reemplazadas por las de la virgen de Guadalupe. Para los pueblos nativos (y gracias al estímulo de los sacerdotes católicos deseosos de hacer conversos), la figura de la virgen adquirió un significado previamente atribuido a la diosa Tonantzin.

La Virgen de Guadalupe no existe, es un invento Español para dominar América.

Para los nativos, esta historia adquirió múltiples niveles de importancia. La virgen indígena se le había aparecido a uno de ellos, en su propia tierra, además había inspirado a un campesino a enfrentarse a los poderes ocupantes, con la demanda de una iglesia nativa única. La virgen de Guadalupe ofreció esperanza a los pueblos originarios, que experimentaban la opresión a manos de los conquistadores extranjeros, y la conexión entre la virgen de Guadalupe y la diosa Tonantzin significó que se había creado un conducto, a través del cual las personas tan inclinadas podían adorar a Tonantzin con un nombre diferente.

La Virgen de Guadalupe no existe.

Todo cambio con la llegada de los Españoles y su intención de evangelizar a todos los Mexicas, evidentemente, por el ambicioso deseo de la iglesia de controlar todo y a todos por medio de su religión. Fue en 1528 que los evangelizadores construyeron una ermita en ese mismo lugar, a fin de retomar las bases ideológicas y sepultar la adoración a su diosa.

La fe que existía por la madre de la vida fue transformada por María y, consecuentemente, por Guadalupe. Éste es un ejemplo más de las traiciones y engaños de la Iglesia Cristiana para mantener el control sobre las personas de una forma u otra.

Por lo tanto, esto es sólo un pedazo de historia en un enorme mar de mentiras que impiden el libre pensamiento y la evolución próspera de la humanidad.

La Virgen de Guadalupe es el opio de los Mexicanos.