Qué es la esclavitud moderna y ejemplos de la esclavitud moderna

La esclavitud NO fue abolida; evolucionó. Conoce qué es la esclavitud moderna y 6 ejemplos.

La esclavitud moderna está presente en todas partes, pero pasa desapercibida para la mayoría de las personas. 

De hecho, a la mayoría de personas les parece que la esclavitud es cosa del pasado, donde algunas personas servían a otras bajo unas condiciones denigrantes y que atentaban contra la libertad individual. Nada más lejos de la realidad…

En el siglo XXI existe la llamada esclavitud moderna, que si bien varía en la forma, sigue suponiendo una vulneración de los Derechos Humanos para quien la sufre.

Según el informe GSI (Índice Global de Esclavitud), en la actualidad más de 40 millones de personas viven bajo esta condición de “esclavos modernos” y siguen padeciendo las consecuencias de un sistema imperfecto, muchas veces injusto y cruel.

¿Qué es la esclavitud moderna?

Cuando hablamos de esclavitud moderna, nos referimos a aquella condición por la cual, en la actualidad, una persona es obligada a trabajar en condiciones infrahumanas sin que pueda negarse debido a la coerción, las amenazas, el abuso de poder, o porque simplemente “no queda de otra”.

A través de su explotación, la persona que se encuentra en la posición de poder se lucra o saca cualquier tipo de provecho a costa de su trabajo sin tener en cuenta las condiciones laborales en las cuales se encuentre.

Entre las principales causas de la esclavitud moderna se encuentra la pobreza, que vuelve más vulnerables a las personas que la sufren, especialmente a la infancia. Estas pueden caer más fácilmente (ya sea voluntariamente o por la fuerza) en alguna de las formas de esclavitud que existen hoy en día.

6 ejemplos de esclavitud moderna

  1. La mano de obra que utilizan empresas de ropa muuuy reconocidas y donde probablemente has comprado tu ropa (shein por ejemplo). Mucha de esta manufactura utiliza a menores de edad OBLIGADXS a estar produciendo en condiciones deplorables.
  2. La empresas que manufacturan en países en vías de desarrollo. Adidas es un ejemplo de esto. Estas empresas aprovechan la situación económica de estos países para maquilar su producto y pagar a las personas MENOS DE 50 CENTAVOS de dólar por hora. El salario de estas personas puede ser incluso de 1 dolar al día.
  3. El trabajo infantil. En el mundo hay más de 168 millones de niños y niñas trabajando. Desde cargar cosas en mercados hasta vender chicles en las calles, esto es maltrato y es esclavitud. Por eso resulta tan peligroso que los adultos alaben, glorifiquen o endiosen a niñxs que ven trabajando en la calle con frases como “veelo, es bien trabajador”…
  4. El matrimonio infantil forzado. Que por cierto, sigue dándose en México muchísimo más de lo que todos podríamos creer. En el mundo, más de 12 millones de niñas son obligadas a casarse siendo aún menores de edad. Son vendidas por su propia familia o intercambiadas por bienes y/o comida.
  5. La prostitución. Es deplorable que adolescentes y mujeres adultas tengan que llegar a intercambiar su cuerpo a cambio de dinero. La gente suele justificar estos temas diciendo que “ellas lo eligieron”, pero, ¿realmente fue elección cuando la otra opción era no comer o no tener qué darle a tus hijxs?
  6. La trata de personas. Se da sobre todo en mujeres que buscan ESCAPAR de sus países en busca de mejores condiciones de vida, decidiendo emigrar. Son engañadas para comenzar a prostituirse, a veces forzadas y amenazadas también.

Todos somos cómplices de la esclavitud moderna

Ya sea porque es un tema del que prefieres no hablar, no compartir o sólo ignorar o porque definitivamente eres consumidor directo de empresas que se aprovechan de la esclavitud moderna para generar sus productos o servicios.