Suscríbete
6 min read

Usar brasier es del pasado: razones para dejar de usar el brasier.

Razones para dejar de usar brasier

Al llegar la pubertad, entre los 12 a 15 años, muchas niñas conocimos el corpiño como antecedente al bra, comenzamos a utilizar ambos por meras indicaciones de nuestras madres, tías y abuelas o cualquier otra mujer de la familia, es decir, esto es desde el inicio una imposición y no una elección real.

Desde que lo usamos, nunca te has cuestionado por qué lo utilizas, que beneficios reales tiene para ti más allá de la estética de utilizarlos. Pero para suerte de todas nosotras, esa sumisión ha estado cambiando en los últimos años.  Actualmente, muchas nos hemos cuestionado si realmente es tan necesario como nos decían, pues dada la comodidad que causa estar sin ellos para algunas, su uso no parece ser un necesario, sino por el contrario; resulta una de las tantas mentiras que nos han dicho a las mujeres.

¿Qué beneficios tiene NO usar brasier?

  1. ¡No más calor debajo de tus senos! El sostén impide que tu piel respire. Dejar de usarlo ayudará a que la humedad del sudor transpire y se evapore, dándote una sensación de de frescura inmediata.
  2. Ayuda a limpiar tu piel. Probablemente has notado que al menos una vez en tu vida ha aparecido un brote de acné debajo de del brasier. Pues bueno, es el brasier el causante de estos brotes, y en algunos casos, de infecciones cutáneas. No tienes ninguna necesidad de dejar que las bacterias aparezcan sólo por una imposición.
  3. La forma de tus pechos lucirá mejor. Aunque supuestamente utilizamos los brasieres para sostener nuestros senos, no juegan un papel tan útil a largo plazo. En realidad, los sujetadores hacen que el pecho se hunda. A los senos no se les debería negar la gravedad en sentido médico, psicológico o anatómico. Por lo tanto, quitarse el sostén será beneficioso tanto para la salud como para tu propia belleza estética.
  4. Endurece y da forma a tus pechos. Al estar libre de soportes artificiales, ¡los senos son libres de desarrollar su propio tejido muscular! Esto significa que no necesitarán ningún otro soporte que no sea el suyo propio. Utilizan los músculos pectorales para recrear este tejido y luego, gracias a eso, pueden resistir la gravedad. De esta manera, mientras ellos trabajan, ¡puedes disfrutar de esa hermosa figura alzada y firme!
  5. Te va a ahorrar muuucho dinero. La mayoría de los sostenes son caros. Los modelos más modernos de marcas populares son aún más caros. Encontrar un modelo que te quede bien, te brinde un buen soporte y no te cause molestias es una tarea larga y complicada. Sin embargo, ¡andar sin brasier es completamente gratis!
  6. ¡Olvídate de esas marcas rojas en tu espalda por la presión del brasier! No importa qué tan “bueno” o costoso sea tu brasier, siempre existe la posibilidad de que deje algunas líneas de presión alrededor de tu pecho y espalda. La mayoría de las veces, tales marcas duelen y causan molestias, además de querer eliminarlas lo más rápido posible. Dejar de usar sostén significa parar con este sufrimiento.
  7. Prioriza tu comodidad. La mayoría de las mujeres conocen el gran placer de quitarse el brasier al final del día. Inmediatamente después de eso, se produce un dulce sentimiento de libertad. Los sujetadores pueden ser diferentes, pero la sensación siempre es la misma. En lugar de esto, puedes disfrutar de ese sentimiento de libertad y comodidad todo el día.
  8. Mejora tu circulación. Los sujetadores también pueden limitar la circulación linfática alrededor del área del pecho. La linfa es un líquido importante en nuestro cuerpo, ya que ayuda a eliminar bacterias, células anormales y otros asuntos. Remover el brasier estimulará su flujo, proporcionando tejido muscular y ayudando a mantener tu piel firme.

¿Cuándo SI es necesario usar brasier?

Usar un sostén no es dañino, pero definitivamente vale la pena darle amor a tu cuerpo al no usar uno. Con este artículo no queremos que de alguna forma se mal entienda que estamos diciendo que usar brasier es malo o que nunca más debemos utilizarlos. Puede haber situaciones en las que se vuelve necesario usar un sostén, como por ejemplo, cuando haces deporte. No usarlo durante una actividad física intensa puede ser peligroso para los senos, ya que se puede causar un daño tisular, dolor e incomodidad. Entonces, en este caso, un brasier/sujetador deportivo con un soporte decente es imprescindible.

¿Te sientes rara de dejar de usar brasier?

¡No te preocupes! Es totalmente normal. Muy probablemente no dejarás de un día para otro los brasieres, porque acostumbraste a tu cuerpo a utilizarlos. Pero puedes utilizar en su lugar un top.

¡Recibe notificaciones!
Te enviamos directamente a tu celular las entradas más relevantes para ti vía Telegram.
Sólo da click al botón de abajo para ir al canal. ¡Prometemos no enviarte spam! 🤚🏻